Siete padres literarios que nos enamoran una y otra vez

Siete padres literarios que nos enamoran una y otra vez

Publicidad

Hoy es el día del Padre. Un día para celebrar con nuestros padres reales, pero también una excusa perfecta para descubrir otros padres: los de la ficción. En concreto, nuestros padres favoritos de la literatura, esos que nos enamoraron, nos emocionaron, nos hicieron reír o llorar a través de las páginas de los libros en los que son protagonistas. Estos son nuestros siete favoritos:

Matar a un ruiseñor, de Harper Lee

Atticus Finch no solo es uno de los personajes más icónicos de la historia de la literatura, sino que es también el padre por excelencia. Leal, honesto, íntegro, fuerte, cariñoso, un modelo de comportamiento y un héroe no solo para sus hijos sino para varias generaciones de lectores. La única obra de la carrera de su autora, Matar a un ruiseñor, es probablemente el libro más inspirador sobre la relación entre un padre y una hija, además de una lección de historia sobre la segregación racial de Estados Unidos en los años 30 del siglo pasado. La narración de Scout, su hija, nos lo presenta en primera persona.

Matar A Un Ruisenor

La ladrona de libros, de Markus Zusak

No hace falta un vínculo biológico para ser un padre perfecto. Si alguien lo dudara, el personaje de Hans Hubbermann es La ladrona de libros es el ejemplo ideal. Su adoración por su hija acogida, Liesel, lo lleva a dedicar su tiempo y su poco dinero a enseñarla a leer. También toca el acordeón para ella y se convierte en su modelo de comportamiento por su nobleza, su cariño y su moral, en medio de un contexto temporal tan trágico como el de la Segunda Guerra Mundial.

La Ladrona De Libros

La amaba, de Anna Gavalda

En ocasiones, el padre que nos puede dar una lección de amor y respeto no es el nuestro, sino el de la persona que más daño nos ha hecho. En La amaba, de Anna Gavalda, Pierre es el suegro de Chloé, y la acoge tras el engaño de su marido, para consolarla y para revelarle un secreto que tenía muy bien guardado.

La Amaba

Los miserables, de Victor Hugo

Otro ejemplo de padre no biológico es Jean Valjean, el personaje de Los miserables, la obra maestra de Victor Hugo, quien adopta a la huérfana Cosette y salva así su vida. La de ambos. Un padre dispuesto a sacrificar su propia vida por la felicidad de su hija merece su puesto en la lista de los padres literarios que resultan difíciles de olvidar.

Los Miserables

La última canción, de Nicholas Sparks

En La última canción, nos encontramos con una protagonista adolescente, rebelde y perdida ante un futuro que se le presenta incierto en el paso a la edad adulta. Junto a su hermano pequeño, se ve obligada a pasar el verano junto a su padre, a quien no veía desde que se divorció de su madre. Sus cambios durante ese verano y el motivo por el que el padre la reclama a su lado nos tendrán en vilo durante sus páginas y acabaremos la novela con la sensación de haber conocido a un padre literario generoso e inolvidable.

La Ultima Cancion

La joven de las naranjas, de Jostein Gaarder

Jostein Gaarder, en La joven de las naranjas, nos ofrece una visión de la paternidad a través de un padre ausente. Ausente porque murió cuando su hijo tenía cuatro años y, once años después, cuando el Georg adolescente lee la carta que decidió escribirle al saber que iba a morir, se encuentra con los consejos inesperados de un padre al que apenas recuerda. Un relato que pone en cuestión los límites del tiempo, de la muerte y de las relaciones padre-hijo.

La Joven De Las Naranjas

Desde mi cielo, de Alicia Sebold

Desde mi cielo parte de una premisa desgarradora: la protagonista es una adolescente de 14 años que narra la trama tras su muerte. Así, veremos en ella esa visión de la paternidad en la que nos da miedo incluso pensar: la de los padres que sobreviven a sus hijos. La lucha de sus progenitores por mantener la esperanza de encontrarla con vida nos presentará a un padre enfrentado al gran drama de su existencia.

Desde Mi Cielo

En Trendencias | Gracias papá por ser el primer hombre feminista de mi vida

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio