Entrevista a Raffaella Giraudi con motivo del lanzamiento de Orlane B21 Extraordinaire

Entrevista a Raffaella Giraudi con motivo del lanzamiento de Orlane B21 Extraordinaire

Publicidad

Ayer tuvo lugar en Madrid la presentación del último lanzamiento de la firma Orlane, la crema B21 Extraordinaire. Desde el año 1947, el año de su fundación, esta firma francesa se ha situado a la vanguardia de la cosmética internacional.

Egmont Desperrois, un ingeniero químico, investigó durante muchos años buscando activos que actuasen sobre la regeneración celular y, veintiun años después de su creación, se comercializó un tratamiento al que llamaron Crema B21, un tratamiento que repelía los elementos del envecimiento para que la piel pudiese recuperar su fuerza, convirtiéndose en la crema más vendida del mundo y consagrando a Orlane como especialista en tratamientos antiedad.

Raffaella

En 1985, el Dottore Giancarlo Giraudi - un farmacéutico propietario de una empresa cosmética en Torino (Kelémata), Italia, compra Orlane. Su dilatada experiencia en hierbas medicinales orienta a la firma francesa hacia la producción de cosméticos basados en activos naturales.

El acercamiento entre Kelémata y Orlane dio vida a otras marcas como la japonesa Annayaké. Giancarlo Giraudi, un gran visionario para su época, desarrolla todas sus marcas basándose en los mismos valores: innovación, calidad y exigencia. Su emporio cuenta con tres laboratorios de investigación que se complementan e intercambian tecnologías.

Después de cuatro años de investigaciones, Orlane ha convertido a su mítica Crème B21 en un formidable complejo bioenergético antiedad. Su objetivo es el de actuar sobre la regeneración celular para reeducar la energía de la piel ayudándola a recuperar su juventud y vigor epidérmico y sus facultades originales.

En el año 2000, Raffaella Giraudi, licenciada en farmacia como su padre, asume el desarrollo de productos, convirtiéndose en la directora de marca de Orlane. Madre de tres hijos de nueve, cinco y tres años, esta joven y emprendedora mujer, decide trasladarse a París con el firme propósito de orientar la investigación de Orlane hacia nuevos ámbitos.

Su objetivo es dirigir los laboratorios hacia nuevas aplicaciones que se inspiren en la dermatoestética, para ofrecer a las mujeres un tratamiento eficaz aunque menos agresivo que el quirúrgico. Por lo que inicia a sus equipos en la investigación de las sirtuinas, proteínas reguladoras de la edad, desarrollando también, de forma paralela, la cronobiología y la estética de los envases de la firma.

Silueteado

Bongiorno Raffaella, benvenuta a Madrid!

"Grazie! ¡Muchas gracias! Estoy encantada de estar aquí, en Madrid, en esta espléndida terraza inundada por la luz del sol, que es un auténtico regalo, para presentar en primicia mundial el lanzamiento de nuestra nueva crema B21 Extraordinaire".

Perdona que seamos tan francos pero, ¿qué tiene de extraordinaire?

"Pues que, como su propio nombre indica, está formulada con 21 aminoácidos esenciales que, como las letras del alfabeto, se pueden combinar entre sí creando todo tipo de palabras, tantas como necesidades tiene nuestra piel, para volver a reeducarla para que sea capaz de fabricarse una textura densa, elástica y suave al tacto".
"Este nuevo tratamiento, a medio camino entre un suero y una crema, es un complejo exclusivo capaz de limpiar y purificar las células, para que desaparezcan sus disfunciones creadas por la edad, el medio ambiente y el estrés".

"190 francos... pero la belleza no tiene edad!". ¿Crees que los claims de hoy son tan buenos como los slogans de hace cincuenta años?".

"Fue un slogan muy valiente para la época, hoy, en cambio, no podríamos permitírnoslo".

Tu madre era francesa, ¿verdad? Por eso hablas igual de bien el francés que el italiano.

"No, era mi abuela materna. Una mujer a la que le encantaba cuidarse, y que utilizaba Orlane. Por eso, cuando mi padre compró la firma se sintió extremadamente orgullosa. Bueno, ¡cómo mi hija, qué cuando lee en alguna revista algún reportaje sobre la firma viene corriendo a enseñármelo!".
Cartel

La visión de Giancarlo Giraudi está basada sobre la innovación francesa e italiana pero, por lo que he podido ver, tiene también mucho de la japonesa.

"En Japón, la colaboración con los laboratorios Pola - el tercer grupo más importante en investigación -, nos abre a las tecnologías orientales. Por eso creamos la marca Annayaké que es la unión de una mujer Anna, que representa el Occidente, con un hombre, Yaké que representa el Oriente. Además, Pola es el distribuidor de Orlane en Japón".

Tres gamas cromáticas para tres programas. Hablanos, por favor, de sus peculiaridades.

En realidad son cuatro. Nuestros tratamientos se organizan a través de programas adaptados a los diferentes estados y tipos de pieles: tratamiento para el día, tratamiento para la noche, contorno de ojos y sérum. Las tonalidades azul oscuro son para los programas antiedad (hidratación, firmeza, anti cansancio y antiarrugas de día); los púrpuras son estupendos tratamientos faciales, que se diferencian entre excepcionales y esenciales como la Crème Royale o un sistema de oxigenación antiedad; fianalmente, y para no alargarme demasiado, están los programas de pureza y de estimulación diaria.

¿De dónde viene el nombre de Kelémata? Suena un poco a epopeya griega antigua, a la Odisea.

"Efectivamente, viene del griego y significa algo parecido a belleza, pero no se lo pusimos nosotros. Cuando mi padre compró la empresa ya se llamaba así".

Háblanos, por favor, de ese maravilloso instituto que tenéis en París. Decoración depurada, mobiliario Philippe Starck, personal súper cualifiado, aparcacoches...

"Risas. Se trata de un espacio de seiscientos metros cuadrados, en un edificio del siglo XIX, al que suele acudir una clientela refinada y exigente. La directora del centro me ha confesado que hay señoras que van todos los días porque allí, además de descubrir todas las virtudes de los productos Orlane, también disfrutan de las atenciones, mimos y del savoir-faire excepcional de todos sus profesionales".
"Recuerdo un día en el que la directora se lamentaba de no ver a mujeres de mi edad más que los fines de semana, tuve que recordarle que las mujeres como yo trabajábamos, teníamos hijos y teníamos que ocuparnos de una casa. Sin embargo, si que tenemos clientes que pertenecen a tres generaciones de una misma familia. Es decir, que al centro acuden la abuela, la madre y la hija para realizarse tratamientos que siguen un procedimiento sofisticado, pero que se puede adaptar a cada cliente".

¿Sabías que Dakota Johnson y Orlane han sido trending topic estos últimos días en Twitter?

¡Sí! Me lo contó Marie-Laure Fournier, nuestra PR en Nueva York. Por lo visto, cuando le confirmaron a Dakota que iba a ser la protagonista de la película más importante del año, del susto se le llenó la cara de granitos. Así que acudió a uno de nuestros centros. Por lo visto se gastó tres mil dólares en tratamientos. A los dos días, volvió en compañía de su madre. Cuando la vendedora vio a Melany Griffith supo quien era Dakota, pues no la había reconocido".

Nos despedimos de Raffaella y de Esteban Peinado, director general de Farlabo - empresa distribuidora no sólo de Orlane sino también de Lolita Lempicka y Boucheron -, preguntándole para cuándo un Instituto Orlane en Madrid. "En estos momentos no es posible pero, quién sabe, ¡quizá algún día!".

Con esa expectativa nos quedamos. ¡Gracias Orlane!

Más información | Orlane En Embelezzia | La Crème Royale de Orlane, ¿el auténtico elixir de la juventud?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio