¿Un sujetador para hombres puede ser cómodo y picante? En Australia hay quien cree que sí

¿Un sujetador para hombres puede ser cómodo y picante? En Australia hay quien cree que sí

Publicidad

¿Es la lencería sexy y cómoda un campo reservado solo a la mujer? Desde Australia quieren acabar con ese tabú para vestir a los hombres con los diseños más femeninos. Desde la marca afirman que "cada vez más chicos están descubriendo la comodidad de la ropa interior más ligera".

La lencería masculina sin fronteras

Homme Mystere Lenceria Hombre

Estados Unidos, Gran Bretaña y Europa Occidental son sus principales mercados

Homme Mystere es la marca australiana que está buscando una alternativa a la ropa interior masculina. Brent y Lara Krause la lanzaron en 2008 pero hasta hace poco no estaba disponible para comprar online, donde llega a 30 países distintos. España está en la lista de los países disponibles. Por 14 dólares de envío puedes probar a cambiar de estilo.

Estados Unidos es donde más clientes tiene la marca, según sus dueños, un 40%, mientras que el otro 40% del total queda repartido entre Gran Bretaña y Europa Occidental.

Del sujetador al c-string

Homme Mystere Lenceria Hombre

La marca vende todo tipo de prendas de lencería para hombre. Desde sujetadores a panties, pasando por los c-string, que son el modelo más minúsculo posible a la hora de optar por algo de lencería, cubriendo solo el pene en modelos con encaje en blanco (por 17,83 euros). Tienen su propia guía de tallas para los clientes que no estén familiarizados con esta moda.

Si Victoria's Secret tiene su gran evento anual con su pasarela de lencería, Homme Mystere prueba suerte con su desfile propio en Las Vegas.

Hombre casado, mayor y heterosexual busca sujetador

Homme Mystere Lenceria Hombre

El tipo de cliente de Homme Mystere son hombres casados y mayores de 40 años, "cuyo gusto es impecable", según afirma la marca. Estos "buscan algo nuevo y excitante para comprar". Son "clientes exigentes y buscan prendas de lujo, sin la necesidad de demostrar a los demás que las llevan.

El 90% de los clientes son heterosexuales. Hombres casados y mayores de 40 años

La marca cuenta con un cliente heterosexual, que suponen el 90% de sus público ahora mismo. Desde sus propias campañas inciden en este target con un hombre compartiendo plano y siendo deseado por una mujer, ambos con su lencería. Aunque aclaran que ellos buscan ofrecer una alternativa en la lencería de los hombres, basada en su físico, más allá de una sexualidad concreta.

Desde su propio blog aclaran que "muchas personas pueden pensar que la lencería de Homme Mystere es algo para gays. Esto da entender que todos los gays son afeminados y les encanta ser la chica en la relación. Si esto fuese cierto, y todos los gays quisiesen ser chicas, ¿no les convertiría en parejas de lesbianas?"

Homme Mystere Lenceria Hombre

¿Por qué no nos encontramos una moda así en las tiendas? Según Homme Mystere es porque: "La ropa interior de los hombres se encuentra en un territorio indefinido que 'no es lo suficientemente excitante' para una tienda para adultos y 'demasiado chocante' para una tienda de moda generalista".

Homme Mystere compara la primera vez con el círculo de la culpa. Una vez que pruebas este tipo de lencería el placer atrapa. Esta sensación tiene que ser muy fuerte, ya que las imágenes vistas transmiten todo lo contrario. Aún tengo que encontrar dónde está el punto picante de ver a un hombre con un sujetador que ni necesita.

Vía | Independent
En Trendencias | Las 3 marcas de baño colombianas que nos van a volver locas a todas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio